jueves, 7 de septiembre de 2017

Carrera : Criterium de Alcorcon

Carrera : IV Criterium de la Ciudad de Alcorcón
Lugar : Alcorcón (Madrid)
Fecha : 3 de Septiembre de 2017

Penando de principio a fin.



El pasado domingo, se celebro la 4ª edición de la carrera de Alcorcon, aquella que dispute por primera vez hace 3 años en su primera edición y que fue muy movidita entonces.

De aquella vez a este año, el circuito ha cambiado, ahora es un circuito de casi 5 kms prácticamente llano, salvo un repechin de unos 200-300 metros que se hace duro.

En mi caso, retomaba a la competicíón despues de 6 meses, ya que la ultima que corrí fué en Rivas alla por el mes de Abril y en aquel entonces, sobre un recorrido (en mi opinión) mucho mas duro, consegui llegar con el peloton principal, cosa que en esta ocasion no ha sucedido.

Pero no empecemos la casa por el tejado, lo primero era salir en carrera a las de la mañana, lo que es un acierto en esta epoca, ya que es plenamente de dia y a las 10:30 has terminado y por tanto, en mi caso, a las 11 en casa sin haber afectado en lo mas minimo a lo que es un domingo habitual.

Yo sabía perfectamente a lo que iba : a sufrir, el ritmo de competición se nota y mucho, y batirme el cobre con gente que lleva todo el año corriendo, pues es lógico que afectara. Ademas, y sin que sirva de excusa, esa mañana me levanté raro, sin ganas y con las piernas como palos, llevaba toda la semana sin poder tocar la bici, y eso también afecta.


Lo primero que había que hacer era calentar bien, y ya en el calentamiento, las sensaciones no eran las mejores y ya intuía que iba a ser un circuito rápido, así que el 11x23 que había montando dos días antes en vez del 13x25 que llevaba por el tema de La Purito, le iba a sacar jugo.

Ya acercándose la hora, me posicione en meta muy mal, atrás del todo. Y en estos circuitos, si se esta delante mejor : menos latigo y menos agonia por recuperar posiciones, pero antes de dar la salida, me doy cuenta que voy con el bidon de las herramientas, asi que deprisa y corriendo al coche a dejarlo no se fuera a caer y provocada una caída por mi culpa.

Se dio la salida y como he comentado, a mil hora y recibiendo látigos, ademas, las dos primeras vueltas iba prácticamente cerrando el pelotón, estaba súper nervioso y con un poco de ansiedad, yo lo achaco a que después de tanto tiempo sin ir en un pelotón y a esa velocidad, pues uno pierde el toque y la calma para poder hacerlo, y me costo dos vueltas superarlo.

Ya en la tercera vuelta, las sensaciones fueron mejores y trate de ir remontando posiciones, pero a la velocidad que íbamos era difícil, pero el caso es que conseguí ponerme a mitad del paquete, y en la cuarta vuelta poco a poco empece a estar por delante, pero no se que pasó, que en el repecho de la cuarta vuelta, directamente mi cuerpo desconectó. En esa subida, la gente empezó a pasarme y yo a irme mas atrás cada vez mas.

Tuve suerte ya que como iba al principio del repecho por delante, cuando llegue a la meta, estaba aun dentro del paquete, pero de los últimos. Pero sabía que estaba fuera de carrera aunque estuviera aún en pelotón.

Y comenzando la quinta vuelta, comenzó mi calvario. No sin antes, empujar durante unos 100 metros a un amateur del Cartucho.es que se le había salido la cadena y consiguió meterla sin bajarla. A mi ya me daba igual y había que ayudar al chaval, esa fue la gota que hizo que me descolgara definitivamente del paquete. 

Pero seguía en carrera, poco mas adelante, me cogió un grupo de unos 8-10 corredores, donde iba mi compañero de equipo Ángel García, así que me deje coger y ahí dentro, pero en la bajada hacia el repecho, nos encontramos con el Coleta, otro compañero de equipo (y máster 50) descolgado. Me deje caer, para que cogiera rueda y llevarle a este grupito y que al menos, pillara puntos para 50. 

Un poco mas delante, se dejo caer Narko y nos juntamos los 3 del mismo equipo relevandonos para no perder comba. Al final, dos vueltas mas allá, yo dije basta e incluso me descolgué de ellos y a la vuelta siguiente, me bajé.


No me sorprendió mi rendimiento, lo esperaba. Estaba alli para coger ritmo y al menos hacer un entreno de 50' que es lo duran las carreras de Ciclocross que empiezan en apenas 3 semanas. Por lo que tampoco hay que darle muchas mas vueltas.

La semana que viene en Fuenlabrada, me temo que será mas de lo mismo y con el mismo planteamiento : todo enfocado al ciclocross.


Hasta la próxima.

lunes, 5 de junio de 2017

Marcha Desafio Puertos de Guadarrama : ¿Puesto o Prioridades?

Marcha : Desafío Puertos de Guadarrama
Lugar : Colmenar Viejo (Madrid)
Fecha : 4 de Junio de 2017


Cuestión de Prioridades.





Ayer domingo 4 de Junio de 2017, se celebró una nueva edición de la marcha Desafío Puertos de Guadarrama, marcha que participe hace varios años en su primera edición pero después hasta este año no había vuelto por diferentes motivos.

Pero este año, que estoy muy "marchoso" y además, con el punto de mira en La Purito de dentro de 2 meses, había que hacer si o si esta marcha y completarla con más kilómetros para hacer un buen fondo de cara a esa cita, la más importante del año.

Además, saliendo desde Colmenar Viejo, me permitía salir en bici desde casa, con lo que entre la ida y la vuelta le podría sumar 25 kms más a la marcha y rondar los 200 kilómetros, que era mi objetivo del día.


La mañana amaneció fresca y negra por el horizonte, tanto que hizo que saliera con camiseta interior debajo del maillot, manguitos y chaleco; una barbaridad para las alturas de año en la que nos encontramos y más después de los calores que hemos pasado en fecha no muy lejanas, pero como suelo decir, en la bici mejor pasar calor que frio ya que ropa siempre te puedes quitar.

Salí tranquilamente de mi casa a las 7:15 para llegar a eso de las 7:50 a la plaza de toros de Colmenar Viejo, que es desde donde se realizaba la salida. Allí me encontré con mucha gente conocida y muy buena con lo que he coincidido muchas veces en marchas y carreras: Stephane Mateos, Luis Ibáñez, Pispajo, Juan Aguado, etc.... al final, era en Madrid y allí que estábamos muchos para no perder el día.

Se dio la salida a las 8, pero nosotros al estar atrás casi del todo ni nos enteramos, y al pasar por la salida, resulta que hacia 5 minutos que habían salido los primeros. Yo pensaba que la subida al Cerro habría neutralizada para reagrupar a todo el mundo, pero en absoluto, aquello subiendo el cerro era ya un rosario de gente (creo que llegaron a los 900 participantes) y el Pispajo se puso en modo turbo para coger a los primeros que nos pusimos unos cuantos a rueda en fila india y subimos como un cohete el cerro pasando gente.

A mí a la altura del desvío a Rancajales, ya se me encendió la luz de "fuera de punto" y sabía que bajando podía cazar sin problemas, así que me abrí a la derecha y seguí subiendo a mi ritmo, y luego bajando cogí sin problemas a la altura de Guadalix de la Sierra. Allí en gran grupo era de 200 unidades y la verdad, lo que se dice a fuego no se iba porque si no, a esta gente ya ni les volvía a ver.

Así que se fue a muy buena velocidad hasta el desvío de La Trampa, la primera dificultad del día, donde iba a quedarme sin remisión, pero tenía la esperanza que arriba se levantara el pie y pudiera volver a enlazar.

La subida la hice a mi ritmo, cierto que mucha gente me pasaba y cierto que pasaba también a mucha gente, pero llegue arriba con el gran grupo a la vista al fondo. Así que arriba se hizo grupeta rápidamente y se puso un ritmo de caza del gran grupo, al cual cazamos poco antes de llegar a Venturada después de 15 kms persiguiendo.

Desde ahí de nuevo hasta Guadalix en el gran grupo para coger el desvío hacia Miraflores y la subida a Morcuera desde abajo del todo.

En este tramo antes de llegar a Miraflores, pude remontar hasta casi ir de los 10-12 primeros, pero era algo irreal, el terreno era cómodo y no muy duro pero me permitió ver a mas amigos como Francisco San Román y Hendrik Jan Van Vliet (dos auténticos fuera borda) e incluso ir unos minutos con todo un ganador del Tour como Pedro Delgado que estaba en la marcha (y va como un tiro). Pero a falta de dos kilómetros para llegar a Miraflores, esos dos kilómetros finales la cosa se pone seria y vuelta a lo mismo, a mi ritmo y para arriba, aunque hasta Miraflores conseguí mantener el tipo manteniéndome en las últimas unidades de este grupo. Pero claro, una vez que se llega al desvío de Morcuera-Canencia y comenzando el tramo cronometrado hasta la cima de Morcuera, aquello era un toque de corneta en toda regla.

Decir, que como pasaba de ese tramo cronometrado, no pase por la alfombra y me dedique a subir a mi ritmo tranquilo, primero porque me empecé a encontrar en plena crisis y las piernas no me iban, además de no encontrar mi ritmo y segundo porque la cabeza me decía que todo este tramo a full-gas lo podría pagar más adelante, y fue una combinación explosiva.

Lo pase muy mal subiendo el puerto, seguramente de mis peores subida del año y además, según iba subiendo me cruzaba con gente de la marcha que arriba se estaba dando la vuelta por lo negro que estaba arriba, y ya se sabe que si arriba esta negro al otro lado esta negrísimo.

Así que poco a poco llegue arriba penando, pero no estaba dispuesto a darme la vuelta, pero en el avituallamiento me pare a reponer fuerzas, y la verdad, entre los dos plátanos que me comí, los dos aquarius, un par de geles y el chute de 5-Hour Energice, me quede como nuevo. Tanto que la bajada que hice fue magistral, pille y pase a un montón de gente (con precaución), y llegue a Rascafria solo y además, pudiendo evitar el pavé de este pueblo haciéndolo por la acera, pero como era una tontería hacerse todo el tramo del valle solo, decidí esperar a que alguno me pillara por detrás además de pillar yo alguno por delante.

El caso es que nos juntamos 6, y allí la peña a su bola. Uno que tiraba hasta reventar, otro no pasaba, otro de vez en cuando............así que a los 5' minutos viendo el percal, me puse a organizarles a todos y acabamos relevando los seis muy ordenados, tanto que acabamos pillando poco después de Lozoya a un grupo que teníamos por delante a lo lejos.

Después de pillar este grupo, pues a comer y beber más de lo mismo, tocaba llegar a Canencia y pasar este puerto, donde lo más duro esta en los 3 kms finales.

En este grupo pude empezar a charlar con un tal Nacho del CC Getafe, que nos conocíamos de vista de alguna carrera master y así charlando, se hizo todo más rápido hasta comenzar este puerto, donde una vez, sabiendo mis limitaciones en la subida, yo me pongo mi marcheta y listo.

Me quede solo a falta de 2 kms para la cima, pero los tenía todo el rato a la vista pero no me preocupaba, en la bajada hasta Miraflores y la posterior hasta Guadalix, sabía que los iba a pillar a todos.

Cuando llegue arriba, volví a recargar pilas con un plátano y otro par de aquarius, y rápidamente hacia abajo, y al igual que antes, pasaba y dejaba a gente, cazando un buen grupo antes de llegar a Guadalix para afrontar la subida al Cerro, que no siendo una subida dura, es realmente pestosa cuando llevas ya muchos kilómetros encima y además, con el viento de cara.

En este grupo reinaba la armonía, aunque a un par de ellos les llame la atención por se unos cerdos, por que lo de comer una barrita o gel y tirarlo al campo por no guardarlo en el maillot, me parece que es de ser un autentico marrano.

Aparte de esto, el grupo subía a buen ritmo, ni tirones ni a tonterías, pero el kilómetro final del cerro, que es muy duro, volví a hacer lo de siempre, a mi ritmo y luego en la bajada ya les cazaría. Llegue arriba con apenas 20-25 segundos de perdida, pero en la bajada, la subida al cerrito (300 metros de pura fuerza) y luego la bajada pude volver a entrar sin problemas y mantenerme entre los 50-60 primeros, que no estaba nada mal.

Pero a partir de este momento, todo cambió en un segundo.

Apenas quedaban 5 kms para llegar a Colmenar y terminar la marcha, yo estaba al final de este grupo con ganas de terminar y seguir con lo mío, ya que estaba pensando irme luego hasta Soto antes de bajar a casa para "cazar" los 200, pero de repente uno de los primeros hizo el afilador con otro y se fue al suelo. Lo que recuerdos es ver la bici dando vueltas, a este corredor rebotando por el suelo hacia el sembrado, otros dando frenazos para evitar la caída y yo que iba el ultimo lo pude ver todo.

Después de eso, grite que paráramos para ayudar esta persona, me dí la vuelta y retrocedí esos 20-25 metros. Me baje de la bici dejándola en el campo y pude ver como esta persona estaba aturdida y metida en media de unas zarzas, aparentemente parecía estar bien.

Pero hay cosas que son inexplicables, un coche que venía en dirección contraria, que no le afecto la caída en absoluto, se para a nuestra altura y baja la ventanilla. Yo pensaba que iba a preguntarnos si estaba bien, necesitábamos algo o lo que sea, pero se puso a gritarnos (y cito textualmente) : "sois unos gilipollas, tenéis lo que os merecéis y no tenéis derecho a quejaros tanto", así varias veces. A mí me hervía la sangre, así que le decía con la mano y le gritaba que se largara y nos dejara en paz, ya que estaba más pendiente de esta persona que entrar en polémicas con este payaso.

También estaba por allí Nacho, esta persona del CC Getafe que comente antes y otro más del grupo (que se largó a los 2' minutos) , así que entre los dos, le sacamos de las zarzas y le sentamos en el arcén, se le notaba mareado y estaba pálido, le hicimos poner la cabeza agachada entre las piernas ya que no queríamos que se nos desmayara. Mientras, y muy rápido la verdad, apareció una moto de la organización para dar aviso a que apareciera la ambulancia.

Esta persona empezó a quejarse de la espalda y la clavícula, con lo que le tumbamos y empezamos a hablarle, además de mojarle la cara con agua para que no se desmayara, se le notaba muy aturdido. Mientras, un enfermero que pasaba por allí en su coche particular, paro y se bajó a echar una mano, así que entre los tres estuvimos con él, mientras la persona de la organización se ponía a controlar el tráfico y seguir reclamando la ambulancia que no aparecía. Mientras, multitud de ciclistas seguían pasando a mil por hora y nadie, repito, nadie si quiera se dignó a preguntar si necesitábamos algo.

Mientras tanto, a esta persona tratábamos de tranquilizarle, dándole consejos de que hacer, que reclamar,etc.....al final, yo he pasado por lo mismo y para bien o para mal, esa experiencia la tengo.

Finalmente, después de casi 40' allí con esta persona, apareció la ambulancia y cuando le metieron en ella, reanudamos la marcha Nacho y yo, haciendo esos 5 kms sin prisa alguna y comentando la jugada, y entramos en meta con una rara sensación. El cronometro de la prueba me marco 5:47 y puesto 219, pero eso era lo de menos.

Al final en meta, te fijas como hay un montón de gente contando su batallitas, riendo y alegres, pero a yo no tenía ninguna gana de nada. Pille rápido algo más de comer y me fui a casa, ya que aún me faltaban casi 15 kilómetros, pasaba de ir a por los 200.

Finalmente llegue a casa con casi 190 kms y 6:18 encima de la bici con 2.900 metros de desnivel acumulado, es decir, a pesar de todo, un entrenamiento fabuloso.

Pero las conclusiones que saca uno de todo esto, es que hay gente de todo. Si me quiero quedar con lo bueno, chapeau para Ignacio Mateo y el enfermero que paro, entre los tres creo que hicimos lo correcto, y no es cuestión de ponerse medallas, de hecho creo que no he hecho nada extraordinario, simplemente se hizo lo que se tenía que hacer y punto.

Sin embargo, ese conductor que nos dijo todos estos improperios se descalifica por sí solo, pero creo que es más grave aún, que el resto de personas que iban en nuestro grupo, no paro nadie, ni tan siquiera a echar una mano, preguntar, ofrecerse.......................nadie, solo porque si paraban iban a perder un buen puesto en esta marcha. Esto es para mí un hecho muy triste. En fin, cada cual con su conciencia.

Y respecto a organización, decir que la moto apareció enseguida, lo que demuestra que había mucha asistencia, pero que la ambulancia tardara 40' en aparecer creo que es un detalle a tener muy en cuenta por parte de Unipublic para futuras ediciones, y más estando a 5 kms de meta, cuando podían haber mandado la ambulancia de allí y en 10' haber evacuado a esta persona. Pero las preguntas que hay que hacerse a este respecto son : ¿Había ambulancia en meta?, ¿había ambulancias suficientes para tanta gente?. Ahí lo dejo.



La semana que viene más con la Sierra Norte, otra donde tocara sufrir en un sube/baja continuo.


Hasta la próxima semana.

lunes, 29 de mayo de 2017

¿Marcha o Fiesta de la bicicleta por los Valles de la Alcarria?

Marcha : Los Valles de la Alcarria
Lugar : Guadalajara (Castilla La Mancha)
Fecha : 27 de Mayo de 2017

Lamentable de principio a fin, hasta la nobleza se puso en contra.


Este pasado sábado 27 de Mayo se celebró en Guadalajara en el evento Test The Best la primera marcha cicloturista "Valles de la Alcarria" organizada por la revista Ciclismo a Fondo, que constaba con un recorrido de 140 kms y cerca de 1.900 metros de desnivel acumulado.
 
Iluso de mí, me apunte con las ganas de hacer una buena marcha, es decir, un buen entreno de cara a la Purito que tengo el próximo 6 de Agosto y me tiene preocupado, porque no estoy en absoluto llevando la mejor preparación para esa burrada. Pero claro, uno ve esto, y piensa que la distancia no está mal y que el terreno será todo sube y baja, y que seguro que se ira rápido con lo que podría sacar un entreno de muy buena calidad.
 
Pero todo fue un cumulo de despropósitos por parte de la organización. Y voy a enumerarlos:
 
1º La web indica claramente que para llegar se ha de tomar la salida 53 y después ir por cierta calle hasta donde está instalada la zona del evento. Esta mal, cuando realmente la salida era la 55, lo que obligaba a darse un paseo callejeando por Guadalajara para llegar simplemente al Hipercor de Guadalajara, tan simple como eso.


 
2º La web indica claramente que los dorsales se recogían de 7:30 a 8:30 de la mañana, pero yo llegue allí a las 7:15 junto con otros 4 o 5 más, y allí a las 7:30 no había nadie. A eso de las 7:45 apareció por allí uno de la organización que dijo que hasta las 8:10 no se empezaban a dar dorsales, pero que haciéndonos un favor, saltáramos la valla y que fuéramos a la carpa de dorsales para que nos lo dieran. Tal cual. Cuando menos, me toco un dorsal bonito: el 111 (¿será porque soy el triple de bueno?: no creo, si acaso el triple de paquete).

Igual de bueno que el de atrás
 
3º Vaya horita de salida, cierto es que indicaba que se salía a las 9:30, pero todas las marchas en esta época del año salen a las 8 de la mañana, esta demora de 1:30 no tiene ningún sentido y más cuando os cuente lo que viene a continuación, que tiene tela. Visto el panorama, yo ya estaba listo a las 8:30 así que ni corto ni perezoso me fui a calentar durante 45' por carreteras de por ahí, de hecho me fui hasta Chiloeches, lo que me hizo hacer 20 kilómetros de calentamiento antes de empezar, y ya el Lorenzo a esas horas empezaba a pegar.
 
4º Velocidad controlada en la marcha, y esto lo ponía en la web, pero hay que saber distinguir lo que es velocidad controlada (por ejemplo en la Marcha del Gran Maestre del 13 de Mayo, que estuve y tenéis la crónica en este blog) y lo que es la fiesta de la bicicleta. En aquella marcha (Alcorisa) velocidad controlada era ir a 35 de media subiendo, bajando y llaneando, y a esa velocidad controlada ya os aseguro que vamos todos con la lengua fuera, quizá alguno de los primeros no, pero el 95% restante desparramados, pero de ahí a marcarnos una velocidad de 22 por hora como en esta marcha, clama al cielo y esto nos lo encontramos cuando ya estábamos metidos en faena, y es que en ocasiones nos íbamos casi subiendo encima del coche.
 
5º Cada cual puede dar en el avituallamiento de llegada lo que le dé la gana, y si además, si se lo dan gratis para promocionar una bebida pues puedo entenderlo, pero que solo te den la opción de 1 lata y además de cerveza isotónica (por mucho que sea sin alcohol) , no lo veo. Cierto que a mi esta clase de bebidas no me gusta, pero al menos alguna opción más.
 
6º Y para rematarlo, además coincidía con el día de las fuerzas armadas, y allí en Guadalajara se hacia el desfile con la presencia de las más altas esferas y que a mí y a unos cuantos más, nos afecta directamente y de manera muy absurda y surrealista, pero esto, lo dejo para el final, que es la guinda del pastel.
 
Después de enumeraros todas las cosas que a mi modo de ver son de una organización desastrosa, os detallo la marcha en sí.
 
Cierto que antes de comenzar, pude saludar a todo un campeón del Tour de Francia como Carlos Sastre, que muy amablemente, se hizo fotos con todo el mundo sin perder nunca la sonrisa y departiendo amablemente con todo el mundo, y cuanto se agradecen estas cosas.
 
Entre los dos tenemos un Tour de Francia y 6 podios mas en Tour, Vuelta y Giro. Casi nada. 

Como he comentado antes, visto lo tarde que empezaba la marcha, me fui hasta Chiloeches para ir calentando para la marcha, tenía ganas de zurrarme durante el recorrido, ya que sin grandes puertos y con mucho sube/baja corto, me podía ir de maravilla, era como una carrera máster pero con 20-25 kilómetros más, y si además, le metía 20 antes y luego tenía la intención de meterle 10-15 más, me podía ir a los 175-180 kms muy bien avenidos, terminando a una hora prudencial (sobre las 2) y a las 3 en casa (como le dije a mi mujer, que esto hay que tenerlo muy en cuenta).
 
La salida se iba a dar a las 9:30 y pude ponerme el primera fila, pero justo detrás de los invitados, donde pude ver y saludar a viejos conocidos como Luis Pasamontes, Carlos Barredo, José Luis Rebollo, Eleuterio Anguita o David Martin Velasco, todos ex-pros que quisieron acompañar a Carlos Sastre en el homenaje que le hacían a la salida y con los que he compartido muchos kilómetros por el carril de colmenar y la zona de Soto.
 
Se dio la salida a los cerca de 200 participantes, y hasta que salimos de Guadalajara, pude ir charlando con estos viejos conocidos largo y tendido, recordando muy buenos tiempos, y lo que creíamos todos que a la salida se iba a dar rienda suelta, nos encontramos con la realidad de que a 22 todos (e íbamos perdiendo unidades por detrás) con lo que íbamos en plan "fiesta de la bicicleta" y así durante todo el rato, excepto en dos momentos puntuales que el coche se adelantó "algo", que fue en una subida de un par de kilómetros pero que nos hicieron prácticamente para arriba y en otro tramo, que resultó ser el peor de todos, llenos de agujeros, que ahí fuimos a todo trapo.
 
De hecho yo iba justo delante con 6-7 más que pensábamos que aquello ya se había "liberado" e íbamos a tope, pero con el coche justo delante, que por más que le decíamos que se alejara más para ver los agujeros, no nos hacía ni caso y yo me comí uno gordo y por fortuna no pasó nada. Pero ya que estas pensando que aquello ya se ha soltado, vas a tope. Miras para atrás, y ves aquello ya todo roto, todo el mundo enfilado y te animas, pero al terminar ese tramo de 6-7 kilómetros, llegamos a un cruce y allí nos hacen parar para reagrupamiento, pero cuando digo parar, es parar del todo, pie a tierra.
 
Apenas llevamos dos horas y solo habíamos hecho 45 kilómetros, no llegábamos ni a 23 de media. Aún quedaban 100 kilómetros más y ya eran las 11:30. A ese ritmo llegábamos a Guadalajara a las 4 de la tarde y más cuando ya iban diciendo que en avituallamiento del km 75 (el único que había en todo el recorrido) habría reagrupamiento general y parada para avituallarse.................yo empecé a echar cuentas y rápido empecé a buscar alternativas.
 
Ya me cuesta salir de casa para estos eventos, como para encima llegar a las 5 de la tarde, y paso de broncas en casa, así que me puse a hablar con otro colega de master, David Estrada, que nos conocemos desde años y hemos tenido nuestras batallitas en carretera y ciclocrós, que era de la zona (Marchámalo donde tiene una tienda de ruedas de bici : TT Carbon Wheels) y que me explico por dónde atajar, así que en la carretera que iba a Puebla de Beleña y antes de girar hacia Beleña de Sorbe, me despedí de la gente y me iba directo a Guadalajara, que estaba a unos 30 kilómetros.
 
Cuando me vieron el plan, uno que era de allí (Antonio) y que llego a la misma conclusión que yo, se vino conmigo, así que ahí nos fuimos los dos, abandonando la marcha para irnos directos a Guadalajara. Poco más adelante, paramos en Torrebeleña a coger agua y de ahí a buen ritmo hasta Guadalajara. Al menos ese era el plan.
 
Ya cerca de Humanes, de repente nos pasaron 3 cohetes : Luis Pasamontes, David Martin Velasco y un valenciano que se llamaba Iván, que poco después de lo que hicimos nosotros, lo hicieron ellos, así que nos juntamos los 5, y a muy buen ritmo y de charla con estos colegas, hasta Guadalajara. Y el comentario era el mismo, vaya "velocidad controlada".

Luis Pasamontes

David Martín Velasco


 
Pero aún el destino nos tenía reservada una sorpresa final. Entramos en Guadalajara, y cuando íbamos por las avenidas que hacen de circunvalación a Guadalajara, llegamos a una rotonda cuya calle que teníamos que atravesar estaba cortada, había allí dos policías y que con bastantes malos modos, nos indicaron a grito pelado que nos paráramos y que nos quitáramos de ahí, que venía el Rey con su comitiva, habéis leído bien : el Rey. Le preguntamos qué cuanto iba a tardar, nosotros solo queríamos cruzar la calle (2-3 segundos en pasar los 7 que íbamos, ya que cogimos otros 2 que atajaron antes que nosotros) y nos dijeron que 5 minutos. Tratamos de hacerles vez que solo queríamos cruzar e irnos, pero ni por esas, además con un tono que había que verlo.
 
Pues nada, allí con los brazos cruzados, y por allí ni comitiva real ni gaitas, no venía nadie. Pero de repente, vino un agente superior y cuando se lo explicamos, nos dio paso rápidamente, así que cruzamos dándole las gracias a este agente y también "gracias" al otro agente por su amabilidad y comprensión.
 
Así con todo, llegamos a la zona de meta a las dos de la tarde. Así que imaginaros, lo guardo todo a mil por hora y volviendo a casa por la R-2, para llegar justo a las 3 a casa. Y solo con 90 kms de marcha y a 28 de media total. Y yo que pensaba hacer casi el doble.

Gracias a que complete un poco antes.

Por lo tanto, conmigo que no cuenten para el año que viene o sucesivos, porque vamos, para mí fue una mañana desastrosa, lo único bueno el ver a estos amigos a los que por cierto, a uno le prometí que haré todo lo posible el año que viene para ir a su marcha : "La Pasamontes". Ahí queda el reto, y con familia al completo.
 
Veremos a ver la semana que viene en Los Puertos de Guadarrama, a ver si de una vez puedo hacer un fondo en condiciones, aunque en esta, yo correr poquito, que ya este perfil para mí............buffff.
 
Hasta la próxima.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Marcha La Gran Maestre

Marcha : La Gran Maestre
Lugar : Alcorisa (Teruel)
Fecha : 13 de Mayo de 2017

Parafraseando a Hannibal Smith : "me encantaría que los planes salieran bien"






Este pasado sábado se disputaba la Marcha Gran Maestre con salida y llegada en la localidad turolense de Alcorisa, con 175 kms, 3.200 metros de desnivel acumulado y 8 puertos de montaña, los 3 últimos de primera categoría, es decir, una marcha de palabras mayores.



Aunque este año, el recorrido se había suavizado con respecto a otros años al no incluir en su recorrido al durísimo San Cristobal, considerado por muchos (yo incluido) el puerto más duro de Aragón con diferencia (yo le llamo el Angliru turolense, para que os hagáis una idea de cómo es), pero a pesar de esta ausencia en el recorrido, la marcha era fantástica.

Yo nunca la había hecho, aunque le tenía ganas desde hace varios años, ya que esta marcha es la heredera de la antiguamente denominada Los Degollaos. Conocía bastantes trozos del recorrido, pero nunca había hecho el recorrido completo lo que me daba un plus de motivación para tratar de ir a hacerla. Además, está La Purito en el fondo y era un entrenamiento perfecto para el gran evento de la temporada.

Yo para ir a esta marcha, la verdad es que lo tengo fácil teniendo campo base en Teruel (apenas a 100 kms de allí, una horita de coche) y si además, el lunes siguiente es festivo en Madrid, era la ocasión ideal para vender a mi mujer un puente largo allí con toda la familia. Un plan perfecto.

Pero como decía Hannibal Smith del Equipo A "me encantan que los planes salgan bien", en mi caso me conformaría con que "me encantaría que los planes salgan bien", porque en cuanto a planes ciclista, por A o B se me suelen torcer con bastante frecuencia (tengo que hacérmelo mirar).

El viernes previo a la marcha, toco desplazamiento familiar a mi campo base en Teruel y después de desembarcar allí, preparar la casa, la comida, desayunos, camas, etc........me acosté cerca de las 12 de la noche y teniendo que levantarme a las 5 de la mañana. Pero vamos, por madrugar no me cuesta mucho.

La marcha comenzaba a las 8, repartían dorsales de 6.30 a 7.30. Si quería estar allí sobre las 7, tendría que salir de casa sobre las 5:45. Iba con margen de tiempo.

Y se dio bastante bien la verdad, ya que llegue allí a las 6:45 con tiempo suficiente para recoger dorsal, visitar a nuestro amigo Roca, preparar la bici en condiciones e incluso echar una cabezadita de 15' que me supo a gloria. 

Ya cerca de las 8, estábamos allí los 300 que saldríamos del recorrido largo (175 kms), otros 200 más o menos, saldrían desde el kilómetro 30 en la población de Ejulve sobre las 9, según fuéramos llegando nosotros para hacer ellos la distancia corta (110 kms).

Se salió muy tranquilo, en buena parte por que los primeros 10 kms fueron neutralizados, y así se subió el primer puerto (Venta la Pintada de 6 kms). A mí personalmente esta media horita me vino de lujo para entrar a tono, para calentar como Dios manda. Una vez arriba la carrera ya se abrió, por lo que se empezó a ir deprisa, llegando en un plis plas al cruce de Venta La Pintada (cerca de Gargallo), donde antiguamente se salía en los Degollaos y tiene casi 3 kms sobre el 9% de media, donde la cosa se estiro bastante, aunque los que íbamos en las primeras posiciones, estábamos apelotonados delante, subiendo a buen ritmo pero tampoco sin llegar a ser el echar el estómago por la boca.

Además, a esas alturas de marcha, apenas llevábamos 25 kms y el cielo se estaba poniendo negro de verdad (de hecho salí con manguitos como la mayoría de los presentes y el chaleco), con lo que apenas 2 kilómetros después comenzó a llover intensamente aunque eso duro apenas 15', justo al llegar a Ejulve, donde estaban esperando en la salida los de la salida corta.

Fue pasar por allí y comenzar el tercer puerto del día, Los Degollaos, que son 5 kilómetros con rampas del 10%, pero que la media es del 4%, lo que a mí personalmente me permitía estar ahí metido entre los 35-40 que íbamos por delante, tampoco es que fuera de los primeros pero tampoco de los últimos. Digamos, que estaba ahí, lo que viniera más adelante, ya vería.

Pero claro, empezamos a bajar los Degollaos, por una carretera de vergüenza, Estaba totalmente rota, con agujeros, gravilla y mil cosas más, así que en una curva de izquierda, pinche la rueda delantera. Afortunadamente no tuve problemas en parar, así que cambie el pinchazo rápidamente (apenas 3 minutos) mientras que iba pasando gente, pero empezó a complicarse el tema cuando el adaptador para la bombona de CO2 no me iba bien, no conseguía que pinchara para inflar la rueda. Saco el adaptador un poco y la bombona se pincha perdiendo todo el aire de dentro. 

No pasa nada, me queda otra aún (siempre llevo 2), mientras un coche de la organización para y se quedan conmigo a echarme una mano. Me vuelve a pasar exactamente lo mismo con la segunda bombona de CO2 y empiezo a cagarme (con perdón) en todo lo que se menea. Además, en el coche de la organización no tienen bomba de pie y según pasa la gente, se ponen a pedir una a los que pasan.

Después de casi 15' preguntando, uno nos deja una bomba de hinchar, mientras el tira para adelante (luego el coche se la daría), pero esa bomba dejaba mucho que desear (era una mierda para que vamos a llamarlo de otra manera), y apenas pude hinchar la rueda un poco (apenas un par de kilos), estaba tan floja que la llanta del peso tocaba el suelo. 

A todo esto, entre pitos y flautas, llevaba casi 40' allí parado, y había pasado absolutamente todo el mundo. Estaba el ultimo, pero muy el ultimo. 

Por fin, pasa el último coche con un mecánico, que si llevaba bomba de pie y me hincha la rueda, yo ya estaba más que pasota. Me dijeron que tirara para adelante, y que si me volvía a pasar me subían al coche escoba, pero yo en ese momento no estaba ya para nada. 

Así que pase de todo y me di la vuelta en dirección Alcorisa. Estaba en el km 37 de marcha, así que me tocaban otros 37 de vuelta por el mismo sitio, sin cobertura de organización (a las malas, si pasaba algo me sentaba en el arcén hasta que volvieran a pasar los primeros por los 20 kms finales que eran los mismos que los iniciales), así que a mi ritmo, ya sin piernas y sin cabeza me volví con más pena que gloria a la salida.



Llegue recogí los bártulos y para casa, a donde llegue a las 12 de la mañana, con apenas 80 kms en las piernas y totalmente desganado de todo. 

Después, me tire los dos días siguiente sin querer tocar la bici.



En resumen, marcha bonita pero me quedo con los ganas de hacerla, volveré para completarla y creo que lo puedo hacer muy bien allí, ya que todos los puertos son tendidos y son de fuerza, si la suerte acompaña en el 2018 estaré allí para tratar de completar este reto.

Ahora toca levantar el ánimo, pensar en Desafíos de Guadarrama, Sierra Norte y sobre todo en La Purito.


Hasta la próxima.

lunes, 24 de abril de 2017

Carrera : Memorial Carlos Cubillo

Carrera : Memorial Carlos Cubillo
Lugar : Rivas-VaciaMadrid (Madrid)
Fecha : 23 de Abril de 2017

Fantásticas Sensaciones.





Ayer volví al ruedo, después de casi dos años de estar desaparecido en carreras de Madrid, volví a correr y competir en Rivas. Ya sé que hice acto de presencia en el pasado mes de Septiembre en Boadilla, pero aquello no fue correr, fue perder el tiempo y quedarme en la primera subida, algo que fue lamentable. Para mí como si no existiera.

Pero la última carrera de verdad, donde estuve metido en el lío fue en Mayo del 2015, concretamente en la carrera de Fuenlabrada y aquella donde libre una montonera enorme apenas 1 semana de empezar en un trabajo nuevo y partiendo la tija del sillín en dos. No ha llovido ni nada. Desde aquella carrera hasta el ciclocrós del pasado Octubre, todo en blanco, para que veáis la desconexión competitiva que las lesiones (apendicitis), familia (mi quinto hijo) u obligaciones (trabajo nuevo) me obligaron a tomarme la competición como algo muy lejano. Y sigo tomándomelo igual, pero de diferente manera. Ahora, si puedo voy. Si no puedo, tampoco pasa nada.

La mañana amaneció muy soleada, ideal para correr prontito. En casa estaban las cosas en orden, con lo que pude ir a Rivas muy tranquilamente y con la conciencia muy tranquila, ya que iba a ir todo sobre ruedas. Llegue muy pronto, tan pronto que fui el primero en recoger el dorsal y el primero en ponerme a dar vueltas por el circuito con mi compañero Amador Alonso, muy buena gente, que me trajo un regalo muy especial de su finca de Riaza, sin duda, lo mejor de la mañana.

El circuito era muy simple, una avenida larga, a la que había que ir y venir, salvo que al llegar a meta, nos metían un repecho de unos 250 metros y luego a meta en ligera bajada (del repecho que se acaba de subir) justo enfrente del Auditorio Miguel Ríos. La gran pega de este circuito era que había un par de rotondas que había que tener especial cuidado. Si vas solo, las sorteas sin problemas, pero 80 tíos a toda pastillas, cambia mucho la cosa. Y luego, cuando se giraba para encarar dirección meta, mucho viento de cara, así que había que saber colocarse y como moverse. Y esto último, yo la pifie a la primera.

La carrera comenzó puntualmente a las 10, y es de agradecer, ya que así no acumulaba retraso para volver a casa. De mi equipo nos presentamos 5 a la salida, aunque lamentablemente no pudimos contar con el Coleta que aún anda renqueante de la caída en Colmenar de Arroyo. Así que en la salida estuvimos Toño, Luis Zuazo, Amador, David y yo, dispuesto a pasarlo bien y volver de una pieza. 

Ya desde el principio mis intenciones eran estar bien colocado, y empecé así antes de empezar la carrera siquiera, ya que me pude colocar en primera línea de salida así que no empezaba mal la cosa ya que mi idea era estar por ahí cerca pero sin dar una pedalada de mas, porque no sabía cómo iba a reaccionar mi cuerpo a semejante esfuerzo después de tanto tiempo.



Se dio el pitido de salida, y se salió volando para variar. Creo que arranco una persona de pito, pero fue rápidamente absorbida, así que en todo esto, bajábamos a mil por hora y yo de los primeros, así que ni me lo pensé, arranque con todo lo que tenía. Abrí hueco rápidamente, unos 20 metros, parecía que el pelotón inicialmente salía a por mí, pero llegando a la rotonda peligrosa me dije que a tope y ahí creo que el pelotón aflojo un poco, que me hizo coger hasta los 50 metros. 



Después en el giro para volver hacia meta, me encontré con la realidad, un viento de cara que se agarraba y me hizo bajar la velocidad considerablemente, pero al pelotón parecía que tampoco iba a ir a por mí como locos. Sí que es verdad que poco a poco se iban acercando pero viendo la distancia, pensé que podría pasar el repecho el primero y hacer el primer paso por meta escapado, y ya sería un triunfo para mí, pero a pesar de empezar el repecho yo solo, me cogieron casi arriba del todo y me pasaron por todos los lados, así que me quede con las ganas.

Nada más ser reintegrado al pelotón, empezaba otra carrera para mí, y era la de aguantar las siguientes 2 o 3 vueltas para no descolgarme por el esfuerzo de la primera vuelta (el inútil esfuerzo de la primera vuelta), y lo conseguí. Cierto que a veces me costaba y tenía que agachar la cabeza y apretar los pedales de lo lindo, pero sí que es verdad, que cuando se giraba hacia meta, con el viento de cara, el pelotón bajaba la velocidad considerablemente y eso ayudaba a recuperarse.

Poco a poco fueron cayendo vueltas (teníamos que dar 9 vueltas), y llegamos a la 7 vuelta, totalmente recuperado y estando siempre dentro de las 10-15 primeros, estando atento de estar ahí pero sin salir a absolutamente a nada, siempre que me llevaran. Estaba pensando en el sprint porque además, las últimas 2-3 subidas las había hecho fácil.


Así que la 8 vuelta y el último paso por meta estaba siempre entre los 5 primeros. Aunque ya se sabe que en la última vuelta, todo el mundo quiere estar delante, las escapadas no habían cuajado ninguna y todos esperaban a esa última subida para arrear y luchar por los puestos de honor. Yo esperaba hacer un buen sprint y punto. 



Comenzamos la última vuelta, y yo iba por la derecha, para que los corredores de la izquierda me quitaran el viento (como había comprobado las vueltas anteriores), y no iba mal, estaba dentro de los 20 primeros y con idea de sprintar, pero llegando casi arriba los últimos 10-15 metros del repecho se me hicieron literalmente eternos (seguramente pagando lo de la primera vuelta) así que llegue arriba y me deje ir, para entrar en el puesto 42.





Pero muy contento, por fin, me había sentido bien en carrera, había tenido presencia y lo había intentado (aunque me equivocara en el momento y en el lugar), pero nadie me quitara que más de media vuelta fui líder de la carrera.......jejejejeje.

Lo mejor de todos, las felicitaciones de mis compañeros de equipo, donde este año reina un ambiente fantástico, y me hace pensar que este año se ha juntado un grupo humano y deportivo fabuloso.

Ahora a pensar en la Marcha La Gran Maestre dentro de 3 semanas (13 de Mayo) en Teruel, con 175 kms, 8 puertos de montaña y 3.200 metros de desnivel. Y todo por un objetivo: La Purito el 6 de Agosto.


Hasta la próxima, mucho cuidado ahí fuera y a seguir disfrutando de la bici.

P.D. :Gracias por las fotos al Team TFC y ponerlas en su Facebook para disponibilidad de todos. Se agradece el detalle.