martes, 12 de diciembre de 2017

Carrera : Ciclocross de Navalafuente

Carrera : CX de Navalafuente
Fecha : 10 de Diciembre de 2017

Ni fu, ni fá. Todo pasa factura

Este pasado domingo, se disputo la carrera de ciclocross de Navalafuente, la segunda edición y al igual que el año pasado, con mucha humedad en el ambiente.

Este año, además, servía de homenaje a Miguel Ángel Gavilán, fallecido hace pocos meses victima del cáncer, amigo de muchos y grandísima persona.



El circuito, con respecto al año pasado tenia ciertos cambios, el mas importante es que se disputaba en sentido contrario al año pasado , aunque también con dos zonas muy diferencias. Una primera muy técnica con muchas curvas, detrás del Polideportivo que servía de apoyo a la carrera y una segunda, en una campa donde había largas rectas con unas cuantas curvas de 180º grados, aparte de la transición entre ambas zonas. Para gustos, los colores.



Me presenté allí después de haber redebutado 5 días antes en Coslada, con ganas aunque con malas sensaciones. Una mala noche, donde despertarse a las 4:30 de la mañana, seguro que me iba a pasar factura. Además, problemas mecánicos que me aparecieron el día anterior en los cambios, que pensé que no me iban a afectar mucho, fue suficiente para que me saliera una carrera desastrosa.

Lo dicho, la carrera salió puntualmente a su hora, donde aunque no eche el resto para salir a tope, si que salí mas fuerte que otras veces, pero el caso es que entre la caída de Carlos Esteban (que menuda remontada se marcó luego) y toda la gente que había en el embudo del polideportivo con las escaleras, pues tampoco es que avanzara mucho la verdad.



La primera vuelta, sobre todo en esa zona técnica, era de ir en fila india, mantener el ritmo de salida y procurar que no me adelantaran para intentar, luego ir de menos a mas. Pero en mi caso, lo que hice fue ir de menos a menos.

Ya en la segunda vuelta, empecé a notarme que no iba y en la tercera me vine abajo sin remisión, y ahí ya entregué la cuchara totalmente, me limite a ir a lo que podía y punto. De hecho, ya en la cuarta vuelta iba totalmente entregado y gente que tenia por detrás empezó a recortarme terreno y pasarme.



Ya al comienzo de la sexta vuelta, fui doblado por los dos primeros y ya en la parte final por tres mas, que la mejor consecuencia era que me quitaba una vuelta de sufrimiento. Además, siendo el circuito algo corto (2.600 metros) y la segunda parte muy rápida, era hasta cierto punto lógico que me doblaran, ya que no estaba para tirar cohetes.

En fin, el caso que una carrera mas y deseando que termine esta temporada de ciclocross, donde me queda una sola carrera en Brunete, ya que El Escorial siendo en sábado y la suspensión de Daganzo, quedan pocas opciones.


Hasta la próxima.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Carrera : Ciclocross de Coslada

Carrera : CX de Coslada
Fecha : 6 de Diciembre de 2017

Mucho frío, muchas curvas y poca biodramina


Este pasado Miércoles 6 de Diciembre, se celebró la XV edición de la carrera de ciclocross de Coslada, de las cuales abre corrido unas cuantas (la primera la corrí en 2008), y este circuito creo que con esta es ya la cuarta o quinta ubicación diferente.



Aunque a pesar de ello, hay cosas que no cambian.



Era mi redebut en la temporada de ciclocross, después de haberme perdido las 6 carreras anteriores (Torrejón, Parla, Los Molinos, Alcobendas, Boadilla y Alalpardo) por una caída que saldé con una costilla rota, muchos dolores, Enantyum en vena y 3 semanas de reposo absoluto, así que las condiciones en las que me presenté en Coslada eran toda una incógnita, aunque realmente la incógnita era saber si seria doblado o no.

El circuito, en mi humilde opinión se puede resumir en pocas palabras : recta de salida, rampon con bici al hombro, curvas, mas curvas, rampon para bajarse, mas curvas, mas curvas, rampon para bajarse y recta de meta. Tal cual.



Ya en el calentamiento pude comprobar lo que ya me imaginaba, un circuito excesivamente técnico y curveado (vamos, lo que le "gusta" a la inmensa mayoría de los ciclocrossistas de Madrid), por lo que iba a sufrir, pero como corría sin presión me lo tomé de buenas maneras. Así ya de hecho, en parrilla de salida, le cedí el sitio a un compañero de Enbici que si busca puntos entre los 20 primeros en la quinta línea de salida, para colocarme en 6ª y estar entre los 8 últimos.

Se dio el pitido de salida y allí que salimos todos (algunos mas que otros) como alma que lleva el diablo, pero como había embudo para afrontar la primera subida a pata con la bici al hombro, no era cuestión de ahogarse ahí. Asi que cuando llegue allí, de los que íbamos detrás, fui de los primeros en bajarme y ponerme la bici al hombro (comprobando que la camiseta de protecciones de rugby funciona muy bien para mi clavícula), lo que me permitió pasar a unos cuantos que estaban ahí frenando en seco y bajando.

En la primera subida con la bici a hombro, me encontré fenomenal, y de hecho iba con fuerza para pasar a un par mas de corredores, pero aquello era un tapón y se tocaban bicis, corredores y algún que otro empujón había (y que sufrí yo mismo).

Una vez arriba, subirse a la bici y arreando para la zona de curvas, y allí todos en hilera : frenazo, curva y aceleración. Y así hasta el final.

Fueron cuatro vueltas, donde las 2 primeras si que pasé a algún corredor, y alguno a su vez me pasó a mi. Y ya las ultimas dos vueltas, como que me establecí junto con Gonzalo Hontoria, y estuvimos los dos las dos ultimas vueltas jugando al gato y al ratón, es decir, yo le pasaba alguna vez y luego me pasaba el a mi, y al final acabo por delante de mi.



Finalmente, puesto 32º de 46 corredores clasificados. No me puedo quejar a pesar de la inactividad y estrenar la MMR en competición. Así que al finalizar, satisfecho. Recoger todos los bártulos y salir pitando hacia casa para a las 10:30 estar en punto en casa. Objetivo cumplido : en casa en hora, de una pieza y muerto de frio.

Próxima estación : Navalafuente.

lunes, 23 de octubre de 2017

Carrera : Ciclocross de Alcorcón

Carrera : CX de Alcorcón
Fecha : 22 de Octubre de 2017

Me falta ritmo, bici, técnica y de todo lo imaginable.


Ayer por la mañana en la localidad madrileña de Alcorcón, se disputo el 1er Trofeo Ciclocross Sloan. Ciudad de Alcorcón, ya que al igual que hace 3 semanas, otros novatos como nosotros en Tres Cantos.





Dado que mis hijos finalmente no les apetece correr, me eche para atrás en mi decisión de correr en Elite y me volví a Master 40, ya que como la carrera de Tres Cantos no pude correrla, estaba a tiempo de poder hacer el cambio y para mi son todo ventajas este año, ya que los Master 40 al correr a las 9:15, a las 10 hemos terminado y a las 10:30-10:40 en casa, con lo que afecta cero a la familia y esto me asegura el poder hacer el calendario completo de Madrid de aquí hasta final de año, al menos a priori.

Me presente bastante pronto para poder recoger mi dorsal de esta temporada con calma, para poder ponerlo en el integral (que poner bien los dorsales, sobre todo los de los hombros, es todo un arte) y reconocer el circuito lo que bien podamos antes de echar minutos de vida por la boca.

Este año me han  asignado el dorsal 403, bonito numero, que indica que me deben mirar con buenos ojos en la federación, ya que este numero 3 seria para alguien que terminara el 3º en la general el año pasado, cosa que no sucedió, ya que anduve por el 30-35 mas o menos. Pero bueno, es un bonito numero y me lo han asignado asi, por tanto, a utilizarlo.

Antes de la carrera, pude darme 3 vueltas al circuito, y lo que vi ( y ahora si que puedo hablar con conocimiento de causa ) es que hay cosas que yo no habría puesto, como ese tramo de trazas de piedra en ambos sentidos, donde pude ver hasta 3 o 4 llantazos con sus correspondientes pinchazos. Sitio, donde yo pasaba pisando huevos y perdiendo mucho tiempo con los que van delante. Y también, alguna que otra alcantarilla mal señalizada.  Pero por lo demás, un circuito rápido que con 3 repechones que se agarraban muchísimo (sobre todo el primero).

Pero no nos precipitemos, primero había que andar listo en la salida, pero en mi caso, mismo da que ande listo o no. Después que el arbitro llamara a los 16 primeros de la general, dio rienda suelta al resto para colocarse en la salida y pude situarme en 4ª línea de parrilla, es decir, tenia por delante a 24 corredores y estaba empatado con otros 7 mas, por tanto, salía en el puesto 32º y tenia por detrás a unos 25 corredores.

Esto habría sido una buena noticia para mi antiguamente, pero ahora no lo es, he perdido la chispa que tenia en el sprint que antes me permitía recuperar muchos puestos en el sprint de salida, pero ahora no. De hecho, se dio el pistoletazo de salida y aunque salí esprintando, no lo hice a tope por que iba pensando que tenia que regular.

Ni que decir, que todo lo que gane estando espabilado en la parrilla lo perdí en el sprint. De todas formas, al ser la primera de ciclocross de este año, me falta mucho ritmo y en cierto modo era lógico, ya que mucha gente que me rodeaba me sacaba por lo menos 4 carreras de distancia ( Tres Cantos y las 3 de Burgos).

La primera vuelta, fue como todas, agónica. Ahí es donde se suele definir bastante la carrera y se estira todo. Yo iba regulando, ya que no quería cebarme y tratar de ir de menos a mas, pero el caso es que fui de menos a menos.



El caso es que en tercera vuelta había encontrado mi golpe de pedal e iba a mi ritmo, pero al pasar por línea de meta comenzaron mis problemas mecánicos con mis piñones bajos cuando metía el plato grande, ya que me daba saltos la cadena. De hecho tuve que pararme un par de veces, a tratar de regular el cambio y en esas paradas perdí unos cuantos puestos (no sabría decir cuantos), pero es lo que tiene el ciclocross y lo que lo hace imprevisible y divertido a la vez.

El caso es que reanudé la marcha y ya no tenia a nadie por delante a la vista y por detrás sacaba cierta distancia a mis perseguidores, con lo que las 2 vueltas restantes lo único que hice fue regular para que no me cogieran por detrás y que tampoco me doblaran, cosa que conseguí ya que fui el ultimo clasificado por tiempo, es decir, que di las 6 vueltas y los siguientes en la clasificación, fueron doblados.



Una vez terminada la carrera, la sensación que tengo es que tengo mucho que mejorar, me falta el golpe de pedal de la competición y que en cuanto a técnica soy un desastre. Además, también esos problemas mecánicos me hacen perder puestos y confianza. Pero que se le va hacer.

Ahora toca pensar en la siguiente, que es Mejorada del Campo y ya veremos que pasa. Mientras lo pasemos bien trataremos de mejorar un poco y conseguir alguna foto molona.


Hasta la próxima.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Carrera : Criterium de Alcorcon

Carrera : IV Criterium de la Ciudad de Alcorcón
Lugar : Alcorcón (Madrid)
Fecha : 3 de Septiembre de 2017

Penando de principio a fin.



El pasado domingo, se celebro la 4ª edición de la carrera de Alcorcon, aquella que dispute por primera vez hace 3 años en su primera edición y que fue muy movidita entonces.

De aquella vez a este año, el circuito ha cambiado, ahora es un circuito de casi 5 kms prácticamente llano, salvo un repechin de unos 200-300 metros que se hace duro.

En mi caso, retomaba a la competicíón despues de 6 meses, ya que la ultima que corrí fué en Rivas alla por el mes de Abril y en aquel entonces, sobre un recorrido (en mi opinión) mucho mas duro, consegui llegar con el peloton principal, cosa que en esta ocasion no ha sucedido.

Pero no empecemos la casa por el tejado, lo primero era salir en carrera a las de la mañana, lo que es un acierto en esta epoca, ya que es plenamente de dia y a las 10:30 has terminado y por tanto, en mi caso, a las 11 en casa sin haber afectado en lo mas minimo a lo que es un domingo habitual.

Yo sabía perfectamente a lo que iba : a sufrir, el ritmo de competición se nota y mucho, y batirme el cobre con gente que lleva todo el año corriendo, pues es lógico que afectara. Ademas, y sin que sirva de excusa, esa mañana me levanté raro, sin ganas y con las piernas como palos, llevaba toda la semana sin poder tocar la bici, y eso también afecta.


Lo primero que había que hacer era calentar bien, y ya en el calentamiento, las sensaciones no eran las mejores y ya intuía que iba a ser un circuito rápido, así que el 11x23 que había montando dos días antes en vez del 13x25 que llevaba por el tema de La Purito, le iba a sacar jugo.

Ya acercándose la hora, me posicione en meta muy mal, atrás del todo. Y en estos circuitos, si se esta delante mejor : menos latigo y menos agonia por recuperar posiciones, pero antes de dar la salida, me doy cuenta que voy con el bidon de las herramientas, asi que deprisa y corriendo al coche a dejarlo no se fuera a caer y provocada una caída por mi culpa.

Se dio la salida y como he comentado, a mil hora y recibiendo látigos, ademas, las dos primeras vueltas iba prácticamente cerrando el pelotón, estaba súper nervioso y con un poco de ansiedad, yo lo achaco a que después de tanto tiempo sin ir en un pelotón y a esa velocidad, pues uno pierde el toque y la calma para poder hacerlo, y me costo dos vueltas superarlo.

Ya en la tercera vuelta, las sensaciones fueron mejores y trate de ir remontando posiciones, pero a la velocidad que íbamos era difícil, pero el caso es que conseguí ponerme a mitad del paquete, y en la cuarta vuelta poco a poco empece a estar por delante, pero no se que pasó, que en el repecho de la cuarta vuelta, directamente mi cuerpo desconectó. En esa subida, la gente empezó a pasarme y yo a irme mas atrás cada vez mas.

Tuve suerte ya que como iba al principio del repecho por delante, cuando llegue a la meta, estaba aun dentro del paquete, pero de los últimos. Pero sabía que estaba fuera de carrera aunque estuviera aún en pelotón.

Y comenzando la quinta vuelta, comenzó mi calvario. No sin antes, empujar durante unos 100 metros a un amateur del Cartucho.es que se le había salido la cadena y consiguió meterla sin bajarla. A mi ya me daba igual y había que ayudar al chaval, esa fue la gota que hizo que me descolgara definitivamente del paquete. 

Pero seguía en carrera, poco mas adelante, me cogió un grupo de unos 8-10 corredores, donde iba mi compañero de equipo Ángel García, así que me deje coger y ahí dentro, pero en la bajada hacia el repecho, nos encontramos con el Coleta, otro compañero de equipo (y máster 50) descolgado. Me deje caer, para que cogiera rueda y llevarle a este grupito y que al menos, pillara puntos para 50. 

Un poco mas delante, se dejo caer Narko y nos juntamos los 3 del mismo equipo relevandonos para no perder comba. Al final, dos vueltas mas allá, yo dije basta e incluso me descolgué de ellos y a la vuelta siguiente, me bajé.


No me sorprendió mi rendimiento, lo esperaba. Estaba alli para coger ritmo y al menos hacer un entreno de 50' que es lo duran las carreras de Ciclocross que empiezan en apenas 3 semanas. Por lo que tampoco hay que darle muchas mas vueltas.

La semana que viene en Fuenlabrada, me temo que será mas de lo mismo y con el mismo planteamiento : todo enfocado al ciclocross.


Hasta la próxima.

lunes, 5 de junio de 2017

Marcha Desafio Puertos de Guadarrama : ¿Puesto o Prioridades?

Marcha : Desafío Puertos de Guadarrama
Lugar : Colmenar Viejo (Madrid)
Fecha : 4 de Junio de 2017


Cuestión de Prioridades.





Ayer domingo 4 de Junio de 2017, se celebró una nueva edición de la marcha Desafío Puertos de Guadarrama, marcha que participe hace varios años en su primera edición pero después hasta este año no había vuelto por diferentes motivos.

Pero este año, que estoy muy "marchoso" y además, con el punto de mira en La Purito de dentro de 2 meses, había que hacer si o si esta marcha y completarla con más kilómetros para hacer un buen fondo de cara a esa cita, la más importante del año.

Además, saliendo desde Colmenar Viejo, me permitía salir en bici desde casa, con lo que entre la ida y la vuelta le podría sumar 25 kms más a la marcha y rondar los 200 kilómetros, que era mi objetivo del día.


La mañana amaneció fresca y negra por el horizonte, tanto que hizo que saliera con camiseta interior debajo del maillot, manguitos y chaleco; una barbaridad para las alturas de año en la que nos encontramos y más después de los calores que hemos pasado en fecha no muy lejanas, pero como suelo decir, en la bici mejor pasar calor que frio ya que ropa siempre te puedes quitar.

Salí tranquilamente de mi casa a las 7:15 para llegar a eso de las 7:50 a la plaza de toros de Colmenar Viejo, que es desde donde se realizaba la salida. Allí me encontré con mucha gente conocida y muy buena con lo que he coincidido muchas veces en marchas y carreras: Stephane Mateos, Luis Ibáñez, Pispajo, Juan Aguado, etc.... al final, era en Madrid y allí que estábamos muchos para no perder el día.

Se dio la salida a las 8, pero nosotros al estar atrás casi del todo ni nos enteramos, y al pasar por la salida, resulta que hacia 5 minutos que habían salido los primeros. Yo pensaba que la subida al Cerro habría neutralizada para reagrupar a todo el mundo, pero en absoluto, aquello subiendo el cerro era ya un rosario de gente (creo que llegaron a los 900 participantes) y el Pispajo se puso en modo turbo para coger a los primeros que nos pusimos unos cuantos a rueda en fila india y subimos como un cohete el cerro pasando gente.

A mí a la altura del desvío a Rancajales, ya se me encendió la luz de "fuera de punto" y sabía que bajando podía cazar sin problemas, así que me abrí a la derecha y seguí subiendo a mi ritmo, y luego bajando cogí sin problemas a la altura de Guadalix de la Sierra. Allí en gran grupo era de 200 unidades y la verdad, lo que se dice a fuego no se iba porque si no, a esta gente ya ni les volvía a ver.

Así que se fue a muy buena velocidad hasta el desvío de La Trampa, la primera dificultad del día, donde iba a quedarme sin remisión, pero tenía la esperanza que arriba se levantara el pie y pudiera volver a enlazar.

La subida la hice a mi ritmo, cierto que mucha gente me pasaba y cierto que pasaba también a mucha gente, pero llegue arriba con el gran grupo a la vista al fondo. Así que arriba se hizo grupeta rápidamente y se puso un ritmo de caza del gran grupo, al cual cazamos poco antes de llegar a Venturada después de 15 kms persiguiendo.

Desde ahí de nuevo hasta Guadalix en el gran grupo para coger el desvío hacia Miraflores y la subida a Morcuera desde abajo del todo.

En este tramo antes de llegar a Miraflores, pude remontar hasta casi ir de los 10-12 primeros, pero era algo irreal, el terreno era cómodo y no muy duro pero me permitió ver a mas amigos como Francisco San Román y Hendrik Jan Van Vliet (dos auténticos fuera borda) e incluso ir unos minutos con todo un ganador del Tour como Pedro Delgado que estaba en la marcha (y va como un tiro). Pero a falta de dos kilómetros para llegar a Miraflores, esos dos kilómetros finales la cosa se pone seria y vuelta a lo mismo, a mi ritmo y para arriba, aunque hasta Miraflores conseguí mantener el tipo manteniéndome en las últimas unidades de este grupo. Pero claro, una vez que se llega al desvío de Morcuera-Canencia y comenzando el tramo cronometrado hasta la cima de Morcuera, aquello era un toque de corneta en toda regla.

Decir, que como pasaba de ese tramo cronometrado, no pase por la alfombra y me dedique a subir a mi ritmo tranquilo, primero porque me empecé a encontrar en plena crisis y las piernas no me iban, además de no encontrar mi ritmo y segundo porque la cabeza me decía que todo este tramo a full-gas lo podría pagar más adelante, y fue una combinación explosiva.

Lo pase muy mal subiendo el puerto, seguramente de mis peores subida del año y además, según iba subiendo me cruzaba con gente de la marcha que arriba se estaba dando la vuelta por lo negro que estaba arriba, y ya se sabe que si arriba esta negro al otro lado esta negrísimo.

Así que poco a poco llegue arriba penando, pero no estaba dispuesto a darme la vuelta, pero en el avituallamiento me pare a reponer fuerzas, y la verdad, entre los dos plátanos que me comí, los dos aquarius, un par de geles y el chute de 5-Hour Energice, me quede como nuevo. Tanto que la bajada que hice fue magistral, pille y pase a un montón de gente (con precaución), y llegue a Rascafria solo y además, pudiendo evitar el pavé de este pueblo haciéndolo por la acera, pero como era una tontería hacerse todo el tramo del valle solo, decidí esperar a que alguno me pillara por detrás además de pillar yo alguno por delante.

El caso es que nos juntamos 6, y allí la peña a su bola. Uno que tiraba hasta reventar, otro no pasaba, otro de vez en cuando............así que a los 5' minutos viendo el percal, me puse a organizarles a todos y acabamos relevando los seis muy ordenados, tanto que acabamos pillando poco después de Lozoya a un grupo que teníamos por delante a lo lejos.

Después de pillar este grupo, pues a comer y beber más de lo mismo, tocaba llegar a Canencia y pasar este puerto, donde lo más duro esta en los 3 kms finales.

En este grupo pude empezar a charlar con un tal Nacho del CC Getafe, que nos conocíamos de vista de alguna carrera master y así charlando, se hizo todo más rápido hasta comenzar este puerto, donde una vez, sabiendo mis limitaciones en la subida, yo me pongo mi marcheta y listo.

Me quede solo a falta de 2 kms para la cima, pero los tenía todo el rato a la vista pero no me preocupaba, en la bajada hasta Miraflores y la posterior hasta Guadalix, sabía que los iba a pillar a todos.

Cuando llegue arriba, volví a recargar pilas con un plátano y otro par de aquarius, y rápidamente hacia abajo, y al igual que antes, pasaba y dejaba a gente, cazando un buen grupo antes de llegar a Guadalix para afrontar la subida al Cerro, que no siendo una subida dura, es realmente pestosa cuando llevas ya muchos kilómetros encima y además, con el viento de cara.

En este grupo reinaba la armonía, aunque a un par de ellos les llame la atención por se unos cerdos, por que lo de comer una barrita o gel y tirarlo al campo por no guardarlo en el maillot, me parece que es de ser un autentico marrano.

Aparte de esto, el grupo subía a buen ritmo, ni tirones ni a tonterías, pero el kilómetro final del cerro, que es muy duro, volví a hacer lo de siempre, a mi ritmo y luego en la bajada ya les cazaría. Llegue arriba con apenas 20-25 segundos de perdida, pero en la bajada, la subida al cerrito (300 metros de pura fuerza) y luego la bajada pude volver a entrar sin problemas y mantenerme entre los 50-60 primeros, que no estaba nada mal.

Pero a partir de este momento, todo cambió en un segundo.

Apenas quedaban 5 kms para llegar a Colmenar y terminar la marcha, yo estaba al final de este grupo con ganas de terminar y seguir con lo mío, ya que estaba pensando irme luego hasta Soto antes de bajar a casa para "cazar" los 200, pero de repente uno de los primeros hizo el afilador con otro y se fue al suelo. Lo que recuerdos es ver la bici dando vueltas, a este corredor rebotando por el suelo hacia el sembrado, otros dando frenazos para evitar la caída y yo que iba el ultimo lo pude ver todo.

Después de eso, grite que paráramos para ayudar esta persona, me dí la vuelta y retrocedí esos 20-25 metros. Me baje de la bici dejándola en el campo y pude ver como esta persona estaba aturdida y metida en media de unas zarzas, aparentemente parecía estar bien.

Pero hay cosas que son inexplicables, un coche que venía en dirección contraria, que no le afecto la caída en absoluto, se para a nuestra altura y baja la ventanilla. Yo pensaba que iba a preguntarnos si estaba bien, necesitábamos algo o lo que sea, pero se puso a gritarnos (y cito textualmente) : "sois unos gilipollas, tenéis lo que os merecéis y no tenéis derecho a quejaros tanto", así varias veces. A mí me hervía la sangre, así que le decía con la mano y le gritaba que se largara y nos dejara en paz, ya que estaba más pendiente de esta persona que entrar en polémicas con este payaso.

También estaba por allí Nacho, esta persona del CC Getafe que comente antes y otro más del grupo (que se largó a los 2' minutos) , así que entre los dos, le sacamos de las zarzas y le sentamos en el arcén, se le notaba mareado y estaba pálido, le hicimos poner la cabeza agachada entre las piernas ya que no queríamos que se nos desmayara. Mientras, y muy rápido la verdad, apareció una moto de la organización para dar aviso a que apareciera la ambulancia.

Esta persona empezó a quejarse de la espalda y la clavícula, con lo que le tumbamos y empezamos a hablarle, además de mojarle la cara con agua para que no se desmayara, se le notaba muy aturdido. Mientras, un enfermero que pasaba por allí en su coche particular, paro y se bajó a echar una mano, así que entre los tres estuvimos con él, mientras la persona de la organización se ponía a controlar el tráfico y seguir reclamando la ambulancia que no aparecía. Mientras, multitud de ciclistas seguían pasando a mil por hora y nadie, repito, nadie si quiera se dignó a preguntar si necesitábamos algo.

Mientras tanto, a esta persona tratábamos de tranquilizarle, dándole consejos de que hacer, que reclamar,etc.....al final, yo he pasado por lo mismo y para bien o para mal, esa experiencia la tengo.

Finalmente, después de casi 40' allí con esta persona, apareció la ambulancia y cuando le metieron en ella, reanudamos la marcha Nacho y yo, haciendo esos 5 kms sin prisa alguna y comentando la jugada, y entramos en meta con una rara sensación. El cronometro de la prueba me marco 5:47 y puesto 219, pero eso era lo de menos.

Al final en meta, te fijas como hay un montón de gente contando su batallitas, riendo y alegres, pero a yo no tenía ninguna gana de nada. Pille rápido algo más de comer y me fui a casa, ya que aún me faltaban casi 15 kilómetros, pasaba de ir a por los 200.

Finalmente llegue a casa con casi 190 kms y 6:18 encima de la bici con 2.900 metros de desnivel acumulado, es decir, a pesar de todo, un entrenamiento fabuloso.

Pero las conclusiones que saca uno de todo esto, es que hay gente de todo. Si me quiero quedar con lo bueno, chapeau para Ignacio Mateo y el enfermero que paro, entre los tres creo que hicimos lo correcto, y no es cuestión de ponerse medallas, de hecho creo que no he hecho nada extraordinario, simplemente se hizo lo que se tenía que hacer y punto.

Sin embargo, ese conductor que nos dijo todos estos improperios se descalifica por sí solo, pero creo que es más grave aún, que el resto de personas que iban en nuestro grupo, no paro nadie, ni tan siquiera a echar una mano, preguntar, ofrecerse.......................nadie, solo porque si paraban iban a perder un buen puesto en esta marcha. Esto es para mí un hecho muy triste. En fin, cada cual con su conciencia.

Y respecto a organización, decir que la moto apareció enseguida, lo que demuestra que había mucha asistencia, pero que la ambulancia tardara 40' en aparecer creo que es un detalle a tener muy en cuenta por parte de Unipublic para futuras ediciones, y más estando a 5 kms de meta, cuando podían haber mandado la ambulancia de allí y en 10' haber evacuado a esta persona. Pero las preguntas que hay que hacerse a este respecto son : ¿Había ambulancia en meta?, ¿había ambulancias suficientes para tanta gente?. Ahí lo dejo.



La semana que viene más con la Sierra Norte, otra donde tocara sufrir en un sube/baja continuo.


Hasta la próxima semana.